Climatización de piscinas con energía solar

       

Durante mucho tiempo, cuando se ha hablado de la climatización de las piscinas, siempre ha girado bajo el prisma de la energía solar térmica pero ¿es la mejor opción?

Climatización de piscinas con energía solar

La climatización en las piscinas es cada vez más frecuente por los beneficios que ofrecen en las instalaciones y a los propietarios. Aunque disfrutamos de temperaturas excepcionales, el tiempo de calor para aprovechar las piscinas, puede resultar que es un periodo corto. Pues bien, para que las piscinas se puedan utilizar durante más meses al año, una buena solución es aumentar la temperatura del agua cuando la temperatura ambiental baje. En el caso de instalaciones cubiertas con un sistema de climatización adecuado, podemos disfrutarlas durante todo el año.

Energía solar: Térmica o fotovoltaica como sistema de climatización 

La energía solar es una de las fuentes de energías renovables más fáciles de producir, en concreto la solar fotovoltaica, favoreciendo así la extensión de su uso sobre todo en las zonas con más horas de sol. De esta forma, España es uno de los países de Europa y del mundo más privilegiado por contar con mayor  cantidad de horas de sol al año. Sin embargo, la utilización de esta fuente de energía en España, no se encuentra lo bien aprovechada que debería estar aunque el porcentaje de energía renovable  ha ido aumentado de forma constante durante los últimos años, con tendencia a seguir creciendo cada vez más.

Aunque la energía solar sea abundante en nuestro país, cabe destacar las múltiples aplicaciones de este tipo de energía, adquiriendo cada vez más protagonismo, como es la climatización del agua para piscinas, sin importar si son instalaciones cubiertas o a la intemperie.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de la climatización de piscinas?

  • Temperatura: Existen  datos de la temperatura óptima del agua para piscinas, pero no obstante, es una decisión personal y varía en función de los gustos de temperatura. La temperatura ambiente de la localización de la piscina también es importen.
  • Tiempo de uso: Hay que saber los meses de utilidad de la piscina ya que las necesidades de potencia de una instalación para una temporada no son las mismas que para un año entero.
  • Humedad: La humedad en el aire es un aspecto a condicionante importante ya que jugará un papel esencial en la percepción del calor o del frío. En cuanto a piscinas a la intemperie también es importante tener en cuenta  la velocidad del viento.
  • Volumen: Es un parámetro que hay que tener muy en cuenta, ya que dependiendo de la cantidad de agua de la piscina, la potencia varía y por lo tanto, el consumo de energía también.
  • Uso de la piscina: Se tiene que tener en cuenta si la piscina es de uso privado o público, ya que se debe controlar el aforo, porque puede variar la temperatura del agua.
  • Materiales: Es muy importante saber de qué tipo de material  es con el que se ha construido la piscina, ya que eso también ayuda en el momento de una buena elección de potencia del sistema de calentamiento del agua.
  • Cubierta: Finalmente, un aspecto a considerar es si contamos con la opción de una cubierta o manta eléctrica que mantenga luego la temperatura del agua, ya que eso evitará que se pierda calor y por tanto, no es necesario una potencia alta conllevando a un gasto económico menor.

 

¿Qué instalación solar me interesa más? ¿Térmica o fotovoltaica?

Tradicionalmente se han calentado las piscinas con paneles solares térmicos. Si sólo se desea alargar la temperatura del agua unos grados durante los meses de verano, están los paneles solares de polipropileno que son los más económicos y frente a los cuales no hay rival.

Si en cambio es una piscina, a calentar durante todo el año ya tenemos que hablar de captadores solares térmicos forzados cuya instalación ya no es tan económica y cuyo mantenimiento es bastante elevado. La energía solar se transforma con estos captadores en cagua caliente y una caldera completará la energía necesaria para alcanzar la temperatura deseada todo el año.

Ahora tenemos otra opción que aparece con la bajada de los precios de la fotovoltaica y es una solución muy interesante por su utilidad y mantenimiento.

La instalación mixta combinando una bomba de calor cuya fuente de energía es la electricidad y una instalación fotovoltaica de autoconsumo para producir electricidad, es una forma indirecta de generar energía térmica o lo que es lo mismo agua caliente. La ventaja es que el mantenimiento es casi nulo y si no deseamos calentar la piscina en algunos meses podemos disponer de electricidad gratuita para la vivienda. Los paneles fotovoltaicos permiten ser instalados con menores inclinaciones y casi en cualquier posición de manera que su integración en la vivienda es más sencilla. Por el contrario para obtener la misma potencia que los paneles solares térmicos se requiere mayor superficie.

Para climatizar de forma adecuada una piscina es necesario un asesoramiento especializado. Cada piscina, cada ubicación y cada uso es diferente.

En Tecnovasol, estudiamos tu caso y te proponemos una solución personalizada para la climatización de tu piscina. ¿Te ayudamos?

Publicado el 18/6/2020 en Energia Solar

       

RSS 2.0 (Energia Solar) RSS 2.0 (Blog Tecnovasol)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios