Calefacción

La energía solar térmica puede utilizarse como apoyo al sistema de calefacción de la vivienda. Normalmente éste tipo de instalación se diseña para cubrir entre un 30 y un 40% de la demanda energética de calefacción, puesto que un mayor aporte supondría encarecer la instalación y la generación en los meses de verano, de un exceso de energía térmica que habría que disipar para evitar el sobrecalentamiento de los colectores al no consumirse la energía generada. Una opción para evitar este sobrecalentamiento es utilizar el exceso de agua caliente producida una vez que finaliza el periodo de calefacción para climatizar la piscina alargando de esta forma el periodo de baño.

Lo ideal para conseguir una eficiencia energética superior y un mayor ahorro, es combinar la instalación de suelo radiante con sistemas de producción de energías renovables como la energía solar térmica, la biomasa o la geotermia.

En función del tipo de calefacción que se instale o de que disponga la vivienda (radiadores, suelo radiante, zócalo...) optaremos por colectores de placa plana o colectores de tubo de vacío.

  • Radiadores: el agua circula por su interior entre 70 y 80ºC, por lo que el sistema recomendado en este caso sería el colector de tubo de vacío ya que permite trabajar a temperaturas elevadas de hasta 100ºC sin perder su eficacia.
  • Suelo radiante: consiste en una red de tuberías de plástico distribuidas por toda la superficie a calefactar, por las cuales circula agua a baja temperatura (entre 30 y 40ºC). Las tuberías se colocan sobre una capa de material aislante que evite que el calor se disipe hacía abajo, posteriormente se cubren con mortero y sobre éste se coloca el pavimento (preferiblemente baldosas de gres por su mejor conductividad térmica). Al distribuirse el calor a través del suelo, se consigue un gradiente de temperaturas ideal para el confort humano, manteniendo los pies calientes y la cabeza fría. Este sistema resulta perfecto para colectores de placa plana ya que estos permiten trabajar con temperaturas de hasta 60ºC sin perder su eficiencia.
  • Zócalo: es ideal para instalaciones solares con colectores de placa plana ya que también trabaja a temperaturas por debajo de los 60ºC.

Además en la Comunidad Valenciana, para PARTICULARES este tipo de instalaciones cuentan con una deducción sobre la cuota íntegra del IRPF de hasta un 20% sobre el tramo autonómico para las inversiones realizadas en equipos e instalación, con una base máxima de cálculo de la deducción de 8.000 euros (inversión), IVA incluido.

Deducción en RENTA del 20% - Certificación IVACE

Calefacción Suelo Radiante con Energía Solar
Solar Térmica Calefacción + Climatización de Piscina

Instalación para producción de ACS, apoyo a sistema de calefacción por suelo radiante con chimenea...

Filtrar por: