Mantenimiento Fotovoltaica de conexión a red

REAL DECRETO 413/2014 de 6 de junio, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.

 

¿Sabe si su instalación fotovoltaica está funcionando correctamente?

 ¿Conoce las consecuencias de no alcanzar el umbral de funcionamiento de su instalación tipo?

Como bien saben los que han invertido en instalaciones fotovoltaicas de conexión a red, los numerosos cambios normativos han mermado considerablemente los ingresos reconocidos de este tipo de instalaciones llegando algunas incluso a la quiebra por no poder hacer frente sus propietarios a los préstamos bancarios.

Si bien es cierto, que hay que reducir costes puesto que los ingresos también han disminuido, no hay que olvidarse de que se trata de una inversión que en su mayor parte todavía no está totalmente amortizada y que por tanto necesitamos que funcione correctamente para poder percibir los ingresos correspondientes por la venta de la energía.

El Real Decreto 413/2014 de 6 de Junio introduce dos variables a tener en cuenta: EL NÚMERO DE HORAS EQUIVALENTES DE FUNCIONAMIENTO MÍNIMO DE LA INSTALACIÓN y EL UMBRAL DE FUNCIONAMIENTO

La Orden IET.1045.2014 establece un número mínimo de horas equivalentes de funcionamiento para cada tipo de instalación fotovoltaica:

1)   Si una instalación fotovoltaica no supera el umbral de funcionamiento, la instalación perderá el derecho de cobro de ese año.

2)    Si el número de horas equivalentes de funcionamiento está entre el umbral de funcionamiento y el nº de horas equivalentes de funcionamiento mínimo, los ingresos se verán reducidos según un coeficiente “d”.

Formula

Por poner un ejemplo, hace poco llegó a nuestras manos una instalación fotovoltaica de 40 Kw que no había sido realizada por Tecnovasol y era el propio cliente quién se encargaba de realizar la inspección visual de que la instalación estaba produciendo, pues bien, hubo un fallo en el inversor y la instalación dejó de funcionar.

El cliente no se dio cuenta y la instalación estuvo parada desde Julio hasta Noviembre, 5 meses en los que las horas equivalentes de funcionamiento se redujeron y se quedaron en 712. Eso significó que las horas equivalentes se situaron en la opción 2, es decir, entre el umbral de funcionamiento y las horas equivalentes de funcionamiento mínimas, de ahí que sus ingresos se redujeran a un 34%.

Ese porcentaje se aplica a todo el año, por lo que en este caso en concreto la instalación había percibido 17.800 € por la venta de la energía tuvo que devolver 10.400 € una vez calculados los ingresos al 34%.

Todo esto podría haberse evitado contratando un mantenimiento trimestral junto con una monitorización remota de la instalación.

Fotovoltaica sobre cubierta nave industrial en Muro (Alicante)

 

Deja un comentario